Pueblos Mágicos

Por Carlos Gómez

Presidente de la Asociación Nacional de Comités Ciudadanos de Pueblos Mágicos 2022.

Hace veintiún años Huasca de Ocampo, Hidalgo, fue nombrado el primer pueblo mágico que inició formalmente el establecimiento de un programa de la SECTUR que muchos pensamos iba a desaparecer a principios del actual sexenio presidencial.

Sin embargo, el programa de Pueblos Mágicos sigue siendo un referente para el turismo nacional e internacional. El asunto es que se requiere de un esfuerzo adicional para que en la cadena de valor de estos destinos se incorpore a la base de la pirámide social para generar una redistribución de los ingresos de tal manera que la comunidad receptora, no se sienta “invadida”.

Un gran dilema es cómo propiciar una gobernanza sustentable entre los actores sociales, entes económicos y actores políticos de los pueblos mágicos de tal manera que se promuevan cadenas de valor para que las bondades del turismo beneficien también a los que menos tienen, apoyados por un necesario capital de trabajo y por capacitación para la construcción de conocimientos, habilidades y destrezas.

Por otro lado, ¿habrá nuevos criterios para ponderar a los comités ciudadanos de los 132 pueblos mágicos existentes? ¿Habrá nuevas narrativas oficiales en torno al rol de los ciudadanos? Los mejores modelos de participación ciudadana son en los que se auto determinan de manera respetuosa con el resto de los grupos de interés.

A decir verdad, fueron ciudadanos los que construyeron -por siglos- el patrimonio edificado y de cultura intangible de sus pueblos nativos y ahora siguen siendo ciudadanos los que han sido capaces de mantenerlos. La narrativa de la clase política en torno a los pueblos mágicos sólo tiene valor en razón a su eficacia para apoyar de manera concreta al desarrollo humano de sus habitantes, lo que sería uno de los resultados de la gobernanza.

Resulta innegable que en la post pandemia los pueblos mágicos ofrecen condiciones para la convivencia saludable, y sus ciudadanos estamos enfocados allí para hacer equipo con las autoridades locales y presentar al turismo productos innovadores y memorables.

Hay que comunicar las fortalezas de los pueblos mágicos mexicanos. De norte a sur y de este a oeste, estamos comprometidos a estar mejor preparados para un nuevo turismo que valore la naturaleza y que tenga un bajo impacto ambiental. El turismo sustentable requiere de ciudadanos con convicción y de medios como Hola Tulum Magazine que nos permitan comunicar los emprendimientos y proyectos ciudadanos.

Los pueblos mágicos pertenecen a quienes los hacen posibles, por ello la importancia de poner el acento en los ciudadanos para que los sigan fortaleciendo y conservando.

Compartir
Hola Tulum
Hola Tulum