EnglishFrenchGermanItalianPortugueseSpanish

Tulum, Quintana Roo, MX

Mesa de trabajo 1 copia 2-100

¡NUEVA EDICIÓN!

Descubre la nueva edición de este mes con contenidos especiales

EnglishFrenchGermanItalianPortugueseSpanish
Mesa de trabajo 1 copia 2-100

¡NUEVA EDICIÓN!

Descubre la nueva edición de este mes con contenidos especiales

EnglishFrenchGermanItalianPortugueseSpanish
Hola Tulum
Hola Tulum
El Axolote de Xochimilco (Ambystoma Mexicanum) | Hola Tulum

Language / Idioma

EnglishFrenchGermanItalianPortugueseSpanish
Tamaño del texto-+=

El Axolote de Xochimilco (Ambystoma Mexicanum)

M en C. Horacio Mena González

Coordinador de la colonia de axolotes. Laboratorio de Restauración Ecológica, Instituto de biología UNAM

Es un anfibio que pertenece a las salamandras y que en vida libre solo existe al sur de la Ciudad de México, específicamente en Xochimilco que es un humedal de gran importancia cultural, histórica y ambiental desde tiempos prehispánicos. En las últimas dos décadas la disminución de las poblaciones silvestres ha sido dramática, pasando de 6000 axolotes/ km2 en 1998 a 37 axolotes/km2 en 2014, fecha en que se realizó el último censo. Esta situación en combinación con todas las amenazas que sufre el ecosistema lo ubican como una especie en peligro de extinción (P) dentro de la NOM-059-SEMARNAT-2010 y en peligro crítico (Cr) en la lista roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN). Las investigaciones recientes ponen en evidencia que este anfibio es una especie que ha tenido y tiene gran trascendencia en los ámbitos de la ciencia, la medicina, el medio ambiente y la cultura.

El axolote en la cultura

En el México prehispánico Xólotl era el hermano gemelo de Quetzalcóatl y formaba parte del grupo de dioses que dieron origen a la formación del quinto sol y a la creación de la humanidad. Quetzalcóatl Y Xólotl representan las fases gemelas de Venus como la estrella de la mañana y de la tarde, respectivamente. Una estatua de jade muestra Xólotl cargando al sol mientras desciende al inframundo, para asistirlo a través del proceso de muerte, gestación y renacimiento. Sus dos nahuales o formas de espíritu animal son el perro Xoloitzcuintli  (compañero de los muertos en el más allá) y el Ajolote o Axolotl.

La restauración de Xochimilco debe estar apegada a la agricultura tradicional

Diego Rivera retoma esta mítica criatura en el mural “El agua el origen de la vida”; y escritores como Julio Cortázar o José Emilio Pacheco también encontraron inspiración en este animalito. Hoy día existen personajes de caricaturas, películas y hasta videojuegos que toman las características de este anfibio para dar vida a personajes como Chimuelo (de la película como entrenar a mi dragón), y Wooper (de Pokémon); además, para finales de este año se espera la salida del nuevo billete de cincuenta pesos que incluirá al axolote como elemento principal.

Xólotl era el hermano gemelo de Quetzalcóatl

Con respecto al color del axolote mexicano, la expresión de genes recesivos ha resultado ser un atractivo para el comercio haciendo de un defecto una virtud. Los colores aceptados que han sido descritos son leucistico (blanco), melanístico (negro), albino (rosado) y silvestre (café). Este último asociado a una genética sana acorde a su hábitat. Existen otros colores que no son más que el resultado de la manipulación humana. ​ Es una  especie que puede alcanzar la madurez sexual conservando su aspecto larvario y, al contrario que la mayoría de anfibios, no pasa por un proceso de metamorfosis.

El axolote en la ciencia

Aunque en México se han identificado 17 especies endémicas de axolotes, el anfibio de Xochimilco adquirió gran importancia para la ciencia desde que Alexander Von Humboldt lo llevó a Francia en 1803. Su capacidad para regenerar cualquier parte de su cuerpo -incluido el cerebro y la columna vertebral- lo han convertido en un enigma para la ciencia. Recientemente la revista Nature informó que su ADN es el más grande descrito hasta hoy.  Dentro del ecosistema el axolote es un sensor ambiental, pues su salud está influenciada por cualquier alteración en la calidad del agua; también es depredador de moscos trasmisores de enfermedades como el dengue, zika, o chikungunya.

Problemática en Xochimilco

El axolote y su hábitat Xochimilco han sido afectados por el crecimiento urbano, el cambio de uso del suelo, la introducción de especies invasoras (como la carpa y la tilapia), la mala calidad del agua y el uso de agroquímicos en cantidades significativas que repercuten en la salud del ecosistema.

Esfuerzos para la restauración y conservación de Xochimilco

En los últimos quince años la urgencia ambiental y económica han priorizado el establecimiento de dos rutas principales: la primera basada en teorías ecológicas aplicadas a la restauración, como son: la extracción de carpas y tilapias, el regreso al uso de abonos orgánicos, la creación de refugios para axolotes y la impartición de talleres para los chinamperos.

En México se han identificado 17 especies endémicas de axolotes

La segunda ha estado encaminada hacia la creación de infraestructura que atraiga el turismo y no considera los daños que se pueden generar al ecosistema. Algunos ejemplos son los invernaderos, las trajineras, los espectáculos al aire libre dentro de las chinampas, campos de fútbol y renta de chinampas para eventos sociales. Ambas rutas han sido parciales en cuanto a la inclusión de la dinámica del ecosistema, las especies nativas, la parte social, cultural y humana.  Hoy día la propuesta de Restauración de Xochimilco debe estar basada en el desarrollo conjunto de la triada formada por el sistema social, el sistema ecológico y el sistema económico.

Proyecto Chinampa refugio

La restauración de Xochimilco debe estar apegada a la agricultura tradicional que evita agotamiento de la tierra y estimula la presencia de las especies nativas de la región. El proyecto “Chinampa-Refugio” pretende recuperar y rehabilitar la mayor cantidad posible de chinampas, en ellas se reabren pequeños canales de agua (apantles) y en sus extremos se construyen filtros naturales hechos a base de la combinación de plantas nativas (biofiltros). Estos apantles -libres de carpas y tilapias- se convierten en refugios para axolotes y, con la ayuda de los biofiltros, la calidad del agua mejora a tal grado que se utiliza para el riego de hortalizas, de las cuales el chinampero puede obtener un mejor producto y mayor beneficio por su venta.

Para saber más: www.restauracionecologica.org

Apóyanos con tu donativo a través de Fundación UNAM en: https://www.restauracionecologica.org/donaciones

Bartra R. 2011. Axolotiada. Vida y mito de un anfibio mexicano. México; FCE, INAH. 415p.
Zambrano Luis, Miguel Ignacio Rivas, Carlos Uriel-Sumano, Ruben Rojas-Villaseñor, Maya Rubio, Horacio Mena, Diana Laura Vázquez-Mendoza and Armando Tovar-Garza. 2020. Adapting Wetland Restoration Practices in Urban Areas: Perspectives from Xochimilco in Mexico City. Ecological Restoration Vol. 38, No. 2.

Es Médico Veterinario y ha trabajado por más de 10 años con esta especie realizando actividades clínico medico quirúrgicas y zootécnica aplicadas a la investigación y conservación de esta especie a nivel laboratorio. También, dentro de Xochimilco y la cantera Oriente de Ciudad Universitaria participa de manera directa en los trabajos sobre reintroducción e introducción de esta especie.

Compartir

Comenta esta nota

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TE PUEDE INTERESAR...

Hola Tulum
Hola Tulum

ÚLTIMOS CONTENIDOS

Hola Tulum
Hola Tulum
Hola Tulum
Hola Tulum

SÍGUENOS EN FACEBOOK

Hola Tulum
Hola Tulum