PORTADA - ED20-HT

suscríbete hoy

Recibe tu copia física o digital de nuestro magazine

Sé parte de la Comunidad

Descubre todas las oportunidades que Hola Tulum te brinda

Museo de la Guerra de Castas de Tihosuco

Texto realizado por el Instituto de la Cultura y las Artes de Quintana Roo (ICA).

Perteneciente al Instituto de la Cultura y las Artes de Quintana Roo y ubicado en una ex hacienda del siglo XVIII, en Tihosuco, el Museo de la Guerra de Castas exhibe la historia de la rebelión armada del siglo XIX de los indígenas mayas contra los blancos de Yucatán.

Figuran en su acervo 200 piezas: armas, pinturas y documentos relacionados con la Guerra de Castas, así como fotografías, maquetas y fichas informativas acerca de la fundación de Chan Santa Cruz, hoy Felipe Carrillo Puerto, y se enclava en el pueblo de Tihosuco.

Consta de cuatro salas. En la primera, se muestran temas y objetos socio-religiosos de los mayas de antes del Virreinato, fotos de varias iglesias de Yucatán y un importante mapa donde se indican los principales lugares donde se desarrolló esta guerra entre 1847 y 1901.

Durante la Guerra de Castas, el iglesia del “Templo del Niño Jesús” en Tihosuco
presenciamos enfrentamientos entre mayas rebeldes y autoridades.

En la segunda sala, denominada Yucatán en el Siglo XIX, existen réplicas de cartas y documentos escritos por los caudillos mayas que protestaban contra los malos tratos e injusticias, tema que también puede apreciarse en algunas pinturas al óleo.

La Iglesia “Templo del Niño” Jesús” de Tihosuco es un fiel testigo de la Guerra de Castas.

En la tercera sala, llamada Causa de la Guerra de Castas, pueden verse los contrastes en que vivían con muchas comodidades los hacendados y la pobreza que les tocó a los mayas; y en la cuarta hay una colección de armas que usaron ambos bandos para combatirse.
Este inmueble, donde vivió el líder maya Jacinto Pat, estuvo abandonado hasta que el Gobierno del Estado lo restauró e inauguró como museo el 24 de marzo de 1993. Habitualmente, abre de martes a domingo entre las diez de la mañana y las seis de la tarde.

Este artículo forma parte de la edición «Museos Icónicos de México»; puedes descargar la versión digital haciendo clic aquí.

Compartir